Noticias

Yopal, 11 de julio de 2016. A través de una reunión del comité técnico de áreas protegidas nacionales y regionales de la jurisdicción de Corporinoquia adelantando en la ciudad de Bogotá, se evaluaron los avances para la declaratoria de los que serían el Parque Nacional Cinaruco ubicado en el municipio de Cravo Norte el cual contaría con un extensión de 95.000 hectáreas y el Distrito Nacional de Manejo Integrado Selvas del Lipa con una extensión de 105.000 hectáreas con influencia en Cravo Norte y Puerto Rondón.

A la fecha se han adelantado tres expediciones botánicas en las que se ha recolectado información referente a la flora y fauna presente en cada una de las áreas objeto de estudio, la cual viene siendo analizada por el Instituto Humboldt con el ánimo de identificar posibles nuevas especies.

Los objetivos de conservación del Parque Nacional Cinaruco se centran principalmente por la presencia del Escudo Guyanés que se caracteriza por unas formaciones geológicas encontradas durante las expediciones, así como gran presencia de sabanas inundables y raudales; tres características que hasta el momento no están representes en ninguna otra área protegida del país, lo que lo convertiría en un sitio único para la conservación de estos ecosistemas.

Por su parte, el Distrito Nacional de Manejo Integrado Selvas del Lipa que con su declaratoria se convertiría el primero de este tipo en el país, cuenta con un amplio bosque primario en excelente estado de conservación donde se han encontradon todas las especies de flora y fauna de la Orinoquia; y en donde Corporinoquia adelantó la caracterización de áreas de influencia de la nutria gigante y la danta. El área también albergaría un santuario de flora y fauna en donde convergen los ríos Lipa y Ele.

A su vez, se viene adelantado una caracterización socioeconómica para determinar qué comunidades habitan y cuáles son las actividades que adelantan en el zona de influencia de las futuras áreas protegidas.

Para la declaratoria de estas áreas, Corporinoquia ha contribuido con la información que se ha venido recopilando en estas zonas del departamento a través de instrumentos de planificación como pomcas y estudios de caracterización de especies con los cuales se viene soportando el porqué de la importancia de dichas declaratorias. 

Yopal, 11 de julio de 2016. Con la instalación de un stand ubicado al interior del Centro Comercial Unicentro Yopal, Corporinoquia dio a conocer a la comunidad en general y a los empresarios que hacen parte de esta gran superficiea, lo que es el proyecto BanCO2.

BanCO2 es una estrategia de pago por servicios ambientales que permite a las empresas, instituciones y ciudadanía, a través de un portal web, calcular y compensar su huella de carbono, promoviendo la conservación de los bosques naturales de la región y mejorar la calidad de vida de los campesinos que allí viven.

“Queremos que las personas se vinculen a través del cálculo de su huella de carbono y los comerciantes a través de aportes voluntarios para que los campesinos que se encuentran en la zona caracterizada de abastecimiento de acueductos reciban una compensación económica por cuidar esos bosques que se encargan de absorber la generación de gas carbónico” manifestó William Niño funcionario activo del proyecto BanCO2.

El proyecto que en la actualidad tiene a 23 familias campesinas beneficiadas ubicadas en el corregimiento de El Morro, entrega un incentivo económico durante un año y luego de este transcurso de tiempo se implementan proyectos productivos y que para el actual proceso se empezará a desarrollar la apicultura.

“Nosotros nos agrupamos los 23 beneficiarios dentro del sector del corregimiento y elegimos desarrollar un proyecto apícola en el cual ya hicimos la papelería para realizar la asociación de apicultores que en este momento se llama Acapimor y esperamos dentro de poco estar poniendo en marcha el proyecto” manifestó Fabio Barragán beneficiario de BanCO2 y presidente de Acapimor.

Contribuir con estos proyectos calculando y compensando nuestra huella de carbono aportan a la conservación y protección del medio ambiente.

Yopal, 6 de julio de 2016. La Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia – Corporinoquia se permite informar a la comunidad en general asentada cerca de las riberas del río Arauca, que de acuerdo con reportes del Ideam y como consecuencia de las lluvias intensas de los últimos días sobre sectores de la cuenca, se mantiene el estado de alerta naranja especialmente para los sectores más bajos del municipio.

El llamado de atención es para que los pobladores ribereños se mantengan atentos al comportamiento de los niveles tanto del río Arauca como de sus principales afluentes como los ríos Margua, Cobugón y Cobaría e informen a las autoridades competentes.

La alerta naranja es para prepararse e indica la presencia de un fenómeno. No implica amenaza inmediata y como tanto es catalogado como un mensaje para informarse y prepararse. El aviso implica vigilancia continua ya que las condiciones son propicias para el desarrollo de un fenómeno, sin que se requiera permanecer alerta.

Recuerde que lo más importante es preservar la vida.
 

 

Yopal, 6 de julio de 2016. Con un stand ubicado al interior del Centro Comercial Unicentro Yopal, Corporinoquia dará a conocer a la comunidad en general y a los empresarios que hacen parte de esta gran superficie, acerca de lo que es el proyecto BanCO2, actividad que se adelantará los días 8 y 9 de julio

BanCO2 es una estrategia de pago por servicios ambientales que permite a las empresas, instituciones y ciudadanía, a través de un portal web, calcular y compensar su huella de carbono, promoviendo la conservación de los bosques naturales de la región y mejorar la calidad de vida de los campesinos que allí viven.

En la actualidad Corporinoquia viene implementando estos beneficios con 23 socios que viven sobre la cuenca del río Cravo Sur en el corregimiento de El Morro en el municipio de Yopal y con quienes próximamente se implementarán proyectos productivos.

Contribuir con estos proyectos calculando y compensando nuestra huella de carbono aportan a la conservación y protección del medio ambiente.

Ante el aumento de la probabilidad de la ocurrencia del Fenómeno La Niña, las Corporaciones Autónomas hicieron un llamado al Gobierno Nacional para activar comités nacionales, departamentales y municipales de gestión del riesgo.

Al Presidente de la República y al Ministro de Ambiente, las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible solicitaron definir prontamente, lineamientos frente a la posible ocurrencia del Fenómeno La Niña y la activación de los comités nacionales, departamentales y municipales de gestión del riesgo.

Esta solicitud se hace teniendo en cuenta el anuncio del IDEAM del aumento de la probabilidad de ocurrencia del Fenómeno La Niña, para el último trimestre de este año, en un 76% y por la experiencia del pasado Fenómeno La Niña 2010-2011.

En la gestión del riesgo las funciones de las CAR son complementarias y subsidiarias respecto a la labor de alcaldías y gobernaciones, y están enfocadas al apoyo de las labores de gestión que corresponden a la sostenibilidad ambiental del territorio y, por lo tanto, complementan, pero no eximen a los alcaldes y gobernadores de su responsabilidad primaria en la implementación de los procesos de gestión del riesgo de desastres, según lo establece La Ley 1523 de 2012.

Ramón Leal Leal, director de ASOCARS, dijo que "Es vital que el país entienda que las CAR no son las únicas entidades del Estado responsables de los efectos de los fenómenos de variabilidad climática, estos son responsabilidad del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, y la Ley 1523 ha establecido acciones compartidas por diferentes instituciones que hacen parte de ese Sistema, pero dejando la responsabilidad primaria en cabeza de los entes territoriales. De igual forma, se necesita que tanto la comunidad, como los tomadores de decisiones a nivel nacional, tomen conciencia de su responsabilidad, y expidan los lineamientos, orientaciones y directrices que permitan conocer, reducir y manejar los posibles impactos del fenómeno climático”.

Así mismo señaló que es necesario activar la articulación y coordinación de todas las entidades del Estado para apoyar y complementar las acciones de los entes territoriales y no caer en el acostumbrado señalamiento mediático que desoriente y distraiga a las instituciones del cumplimiento de las funciones que les competen.

Es así como las autoridades ambientales solicitaron al Presidente Santos dar prioridad a la puesta en marcha de las estrategias de los comités de nacionales, departamentales y municipales, en las que las CAR participan, para determinar acciones frente al conocimiento, reducción y manejo del fenómeno. De igual forma solicitaron al Ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo, convocar una reunión del Sistema Nacional Ambiental -SINA Institucional, para determinar los lineamientos, orientaciones y directrices nacionales frente al conocimiento y reducción de los efectos del fenómeno La Niña.

Las CAR actúan
Existen más de 400 municipios que a 2014 ya habían involucrado la gestión del riesgo en sus instrumentos de planificación, por lo que se espera que ante el fenómeno de la niña 2016 sean menos vulnerables y más resilientes. Los entes de control y vigilancia deben verificar que los determinantes ambientales de los instrumentos de planificación se estén cumpliendo por parte de los municipios y gobernaciones, en beneficio de las comunidades.

“Las Corporaciones Autónomas vienen replicando e interpretando la información de los pronósticos del IDEAM, en los entes territoriales de su jurisdicción y adelantando campañas de educación ambiental relacionadas con el fenómeno La Niña, acompañadas de actividades como la limpieza y retiro de escombros de los cauces de ríos y quebradas. Adicionalmente adelantan estudios para el conocimiento y reducción del riesgo, como los planes de ordenamiento y manejo de las cuencas y de acuerdo a su capacidad financiera, complementariamente con otras entidades y especialmente con los entes territoriales, ejecutan algunas obras de ingeniería para estabilización y mantenimiento de taludes; orientadas a la reducción del riesgo y encaminadas a mitigar los efectos de la variabilidad del clima en el país”, concluyó Leal. 

Facebook